Historia

Ampersand es una editorial dedicada a seleccionar, poner en página y divulgar materiales valiosos no solo por su contenido sino también por su forma. Apunta a crear libros con una valoración doble, como objeto físico y como fuente de indagaciones y descubrimientos, por medio de cuidadas ediciones en las que la calidad, y no el tiempo, es una exigencia inexcusable.

Además, la editorial pretende no ser simplemente un lugar de producción de libros sino un centro de intercambio de ideas, como lo fueron las casas editoriales de principios del siglo XX, tanto en Europa como en América. Es por eso que en el primer piso de Casa Cavia funciona una sala destinada a clases, charlas y presentaciones de libros, además de una biblioteca especializada en historia del libro y de la cultura escrita.

Nuestra primera colección, Scripta Manent, iniciada en 2012 –con Editoras del Calderón–, incluye textos referidos a la historia social de la cultura escrita, disciplina que comenzó a delinearse a finales de los años setenta, y que cuenta con especialistas como Martyn Lyons, Armando Petrucci y Frédéric Barbier.

Bajo la dirección de Ana Mosqueda, Ampersand extiende el campo de interés hacia los estudios visuales, la historia de la moda y la literatura a través de colecciones como Caleidoscópica (dir.: Sandra Szir), Lector&s (dir.: Graciela Batticuore) y Estudios de moda (dir.: Marcelo Marino), los últimos dos de próxima publicación.

Por qué Ampersand

El nombre de la editorial es un reflejo de su búsqueda temática. Detrás de este símbolo, &, se esconden siglos de historia. En sus orígenes, que datan del siglo I, se trató de la unión entre las letras “e” y “t” (et, en latín), dada por una escritura rápida, cuyo significado es ‘y’. Escrito como &, este nexo copulativo se pronunciaba “et per se, et”, que quiere decir ‘y por sí mismo, y’. En 1837, el idioma inglés incorporó esta letra a sus diccionarios, traducida como “and per se and”. El habla cotidiana contrajo la expresión a su nombre actual, ampersand.